Evangelización

Deposite el folleto

EL OBJETIVO

Fomentar una evangelización sencilla y accesible para todos los cristianos. Notamos que hay un buen número de creyentes que no ejercen un ministerio cristiano específico, debido a no poseer dones de carácter público, visible, o de responsabilidad eclesial. Por consiguiente, esta propuesta ofrece la oportunidad a todos los creyentes de tener una labor propia, concreta, sencilla y eficaz, y a la vez sentirse útil en la obra del Señor.

LA PROPUESTA

No son pocos los cristianos que han manifestado conocer al Señor gracias a un folleto evangelístico. Sin duda, es una manera sencilla y práctica de comunicar el plan de la Salvación a todas las personas. Si pensamos que Dios mismo se propuso transmitirnos su Revelación por escrito (la Biblia), entonces, ¿por qué no seguir nosotros con el mismo método?
La propuesta consiste en distribuir un solo FOLLETO diario, el cual se puede entregar en mano, o bien colocar en cualquier lugar ESTRATÉGICO donde, de forma natural, se pueda dejar el impreso: en una cabina de teléfono, en el carro del supermercado, sobre el banco de un parque, en el asiento mientras esperamos el transporte público, y en otros muchos sitios más... Este ministerio está indicado sobre todo para las ciudades, donde el tránsito de la gente es continuo.

• DOS COSAS SON NECESARIAS PARA LA EFECTIVIDAD DEL MINISTERIO

- Oración: «Porque los ojos del Señor están sobre los justos; y sus oídos atentos a sus oraciones» (1ª P. 3:12). Recordemos pedir al Señor en oración cada día que utilice su Palabra, para que por medio de ella ilumine la mente y el corazón de las personas que lean el folleto. Abrirnos a Dios en oración es poner en sus manos la dirección y los resultados de esta preciosa labor.
- Distribución: «Para que la Palabra del Señor corra y sea glorificada» (2ª Ts. 3:1). Supone el compromiso personal de distribuir diariamente el folleto mencionado. Si un día no se deposita o entrega personalmente el folleto, éste se va acumulando para otros días. Si bien al cabo de un mes serían 30 folletos entregados. En un año, y por medio de un solo colaborador, más de 300 personas podrán conocer el plan de la Salvación.
Hay que tener en cuenta que la «curiosidad» es huésped permanente en todas las personas; por ello tenemos las garantías suficientes de que muchos folletos serán leídos.

• LOS RESULTADOS

Nuestra labor es solamente sembrar, los resultados dependen de la intervención de Dios, y por supuesto, de la decisión de la persona que reciba el mensaje. Sin duda, éste es uno de los métodos más útiles para seguir el ejemplo del apóstol Pablo, el cual declaraba: «Todo lo he llenado del Evangelio de Cristo» (Romanos 15:19).

NOTA: Ud. también puede utilizar, a modo de folleto, la tarjeta del ministerio Portavoces de Vida, para dar a conocer el plan de la Salvación, así como las herramientas de edificación espiritual. Se puede ir a la sección - colabore con nosotros- y descargarse las tarjetas del ministerio .

deposite